Marco Lari

Nacimos para amar, compartir, hacer que sucedan las cosas, nacimos para potenciar nuestras habilidades y engrandecer lo más maravilloso que hay en el mundo...
 

Leer más

 

Bar amarillo express

March 31, 2016

Marbella - España 

 

Caminando cerca del Paseo Marítimo, de un bar a otro bar, bordeando cerca de un parque con árboles y árboles en el contorno. Bajo unas escaleras de pocas gradas hacia un espacio muy tranquilo entre dos comunidades de varios pisos... entre el movimiento turístico que se encuentra en el Puerto Deportivo de Marbella y la Avenida Ricardo Soriano esta el Bar Amarillo Express.

 

Vas caminando lento, acercándote hacia las mesas metálicas y sillas con esterillas bien acomodadas para un relajo.  Una vitrina grande te recibe, donde el movimiento que se encuentra adentro es como una pintura que te invita para quedarte a contemplar.  Dos sillas te esperan a media altura al borde de la vitrina, me siento… y paso a ser parte del cuadro. Me recibe una señorita con sonrisa de oreja a oreja, pelo corto rubio, ojos grandes y claros, con una mirada de conocer el mundo y la gente.  Te llega rápido su energía de como disfruta de la vida. Buenas, que te pongo... me dice. Hola, una cerveza por favor.  Sigue la sonrisa y llega la cerveza con maní para picar. Le doy un sorbo y relajado empiezo a observar la barra bien distribuida con muchas botellas que te invitan a probar los porcentajes de alcohol a escoger. 

 

Llega mi amigo Edgar por mi espalda saludándome. Que pasa, esta buena la cerveza no? ¡Hola Silvia!, le escucho decir. Saludando con cariño a la rubia. Mi amigo se sienta, pide una caña y a seguir conversando. De rato en rato llegaban más cañas y Silvia potencia su energía. Pasan los minutos y los clientes se contagian de alegría por el buen ambiente del lugar.  Muchos citadinos de Marbella hacen contraste de lujo con los visitantes de paso, haciendo del Bar Amarillo, un bar de barrio que se hace notar guardando equilibrio entre las distintas culturas. Aquí estamos todos tranquilos, en un buen ambiente y con buena vibra. Lo pienso y disfruto.

 

Se dio la hora de cerrar el bar. Nos quedamos para una última caña mientras ayudamos a acomodar las mesas y sillas.  Se apagan algunas luces y nos quedamos conversando al borde del cuadro. Su historia empezó a nacer sin muchas preguntas.  Ella es Polaca con estudios en Londres y vidas en varios países de Europa, con muchos trabajos ganando experiencia más que satisfactoria. Un día en Polonia, tomándose unas vacaciones caseras, la llama su amigo de toda la vida para que le pase su CV y poder presentarlo en IBM de Dublín.  Necesitaban una persona muy activa y que sepa Ingles y Polaco entre todos los demás requisitos.  Ella no sabía que podía hacer en esa empresa pero notaba en su relato que siempre ha sabido marcar su camino.  Envía el CV, la citan a un fin de semana con 23 candidatos más.  La escogen para entrevistas adicionales en Dublín y a los pocos días la llama el CEO quedando sorprendida.  Nos contaba la historia con brillos en sus ojos como si hubiera pasado esa misma tarde.  El CEO, con voz de experiencia y de mucha fuerza en el tono, le da la noticia preguntando si está dispuesta a trabajar con él.  Acepta, viaja a Dublín y se encuentra que tiene auto, casa y 15 días para que conozca y se adapte a la ciudad que conocía.  ¡No podía creerlo! Nos decía.

 

Pasan tres días en el nuevo inicio de esa etapa y su amiga que está en Marbella la llama para invitarla a celebrar su cumpleaños.  No lo dudó y viajó al sur del continente Europeo aprovechando que no necesitaba conocer Dublin.  Pasaron dos días en Marbella y solo pensó… ¡ESTE ES MI LUGAR!  

 

Llama al momento a su amigo, quien la refirió para el puesto de trabajo.  El desconcierto y locura de vida del momento se apodero de los dos, sin tener más remedio que avisar al CEO.  A los pocos minutos recibe la llamada: Hola Silvia, no entiendo tu decisión.  Trató de convencerla pero fue inútil.  Le dio plazo para que lo vuelva a pensar y que lo llamara en cuanto esté segura que no cogería el puesto. Silvia: No existe ningún sueldo o propuesta ideal que se compare con estas vistas, con esta sensación de libertad.  ¡Marbella es mi lugar!

 

No hablaba español, pero consiguió trabajo muy rápido. Su inteligencia, la buena actitud hacia la vida, su gran fortaleza y su linda energía la llevaron por el camino que ella quería. Trabajo que escogía – porque ella es la que escoge – negocio que surgía.  Han pasado 12 años desde que llegó a Marbella, y ahora es la dueña del Bar Amarillo Express, del Bar Amarillo o vamos a Amarillo a pasar una magnifica tarde, donde encontramos un bar de primera, con buena música, buen café y amplia variedad de bebidas que te harán pasar momentos inolvidables.  

 

Una fotografía al borde del cuadro Bar Amarillo hará que perduren tus días de Marbella.

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas recientes

April 25, 2017

July 14, 2016

May 28, 2016

May 13, 2016

Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags
Please reload