Marco Lari

Nacimos para amar, compartir, hacer que sucedan las cosas, nacimos para potenciar nuestras habilidades y engrandecer lo más maravilloso que hay en el mundo...
 

Leer más

 

Marco Lari

Soy Administrador egresado de la Universidad de Lima, empresario, Maestro Reiki, Ironman y Ultramaratonista.

Nacimos para amar, compartir, hacer que sucedan las cosas, nacimos para potenciar nuestras habilidades y engrandecer lo más maravilloso que hay en el mundo – la vida de las personas.  No nacimos para disminuir a los demás o para discriminar, no nacimos para odiar, para quitar, para pelearnos con las personas, para hacer lo que no nos gusta hacer, no nacimos para decir esto es mío y todo para mí. 

 

He pasado por todo tipo de vidas aprendiendo de ellas, he construido empresa aportando a la sociedad, he generado empleos y desafíos para que yo y las personas compitan demostrando hasta donde somos capaces de llegar; pero siempre con la duda si era correcto el camino perdiendo oportunidades de conocer el mundo por no parar. Siempre había un quiebre que no me dejaba seguir el camino de acumular horas de vida perdiendo la oportunidad de viajar; y es por ello que decido no seguir haciendo lo mismo y buscar equilibrio en el trabajo constante sin dejar de conocer el mundo.

 

Encuentro y sigo la línea de eventos en el tiempo que me llevaron a este momento de querer conocer el mundo, viviendo y siempre luchando como todas las personas y vidas en este planeta. Cuantos éxitos y fracasos, cuantas caídas y golpes contra la vida vivimos todos, pero siempre tenemos la oportunidad de volver a empezar, de pararnos y continuar.

Empujé constantemente a que se diera el cambio y ahora te comparto mis experiencias.  Miro atrás cada etapa de mi vida, cada persona que conectó conmigo, cada hecho y evento que me llevo a querer compartir. ¿Qué me llevo a tomar esta gran decisión? No lo sabré con exactitud porque seguirán sucediendo hechos que aten la línea de eventos en mi vida. Podrá ser por querer conocer nuestro mundo, o porque quiero conocer más vidas y lugares, podrá ser por el amor a la vida o porque me rendí de estar acumulando horas en un mismo lugar, podrá ser por muchas razones en su conjunto, pero decidí no hacer un cambio de forma, esta vez decidí hacer un gran cambio de fondo.

 

El mundo es nuestro hogar, estamos conectados al mundo donde todas las personas convivimos y nosotros somos los que generamos los cambios constantes con cada una de nuestras decisiones y acciones. Nosotros tenemos la oportunidad de que nuestras vidas no sean solo una constante lucha por tener, por acumular, por querer más, por tener unos cuantos metros cuadrados donde nos encerremos para no ver. Subimos las ventanas de nuestros vehículos, cercamos nuestras casas, creamos fronteras, o vamos lo más rápido posible a nuestro metro cuadrado donde no vemos que pasa en nuestra real casa... no vemos que pasa en nuestro mundo. Somos nosotros, las personas, las que generamos mayor felicidad y salud en el mundo… ¡depende de nosotros!